Cuando con un déficit creciente de la balanza correinte de más de 10.000 millones de dólares anuales, una tasa de paro del 16%, una inflación del 7% y una demanda sin control, se afirma que la situación económica es brillante, una no puede por menos de preguntarse si, después de todo, tendrán razón quienes afirman que la economí­a es una cuestión de fe.

— Miren Etxezarreta – La reestructuración del capitalismo en España 1970-1990