Casi por definición la teorí­a siempre se aleja de la realidad, ya que si el mundo real se pudiera entender sin supuestos simplificadores las teorí­as serí­an innecesarias. El problema no es, por tanto, la economí­a como disciplina, sino la inherente complejidad del mundo real

Font: Economia Crí­tica

— Burda i Wyplosz – Macroeconomia: un texto europeo (1994)