Chávez ofrece llamadas baratas

Que la gente humilde no tenga telefono en su casa no quiere decir que no lo utilicen y, por tanto, que no se puedan beneficiar de la bajada de tarifas.

De hecho una de las cosas que más sorprenden cuando uno viaja a ciudades latinoamericanas es la abundancia de locutorios así­ como de vendedores ambulantes de minutos de telefono.