Las partes del ordenador que puedes golpear con un martillo (algo poco recomendable) se llaman hardware; las instrucciones de los programas que lo hacen funcionar y a las que únicamente puedes maldecir se llaman software.

Richard P. Brennan – Levitating Trains and Kamikaze Genes