Con la salvedad que la tendencia al crecimiento continuado de la burbuja financiera munidal permite mantener entre los jugadores la idea de que se está produciendo un enriquecimiento generalizado, idea que se mantiene siempre y cuando la mayorí­a de ellos no quieran “realizar” sus ganancias.

— Jose Manuel Naredo – Raí­ces económicas del deterioro ecológico y social: más allá de los dogmas (2007) p. 82