En otro tiempo se pensó que la máquina de vapor traerí­a la democracia, como hoy se piensa que vendrá reforzada por el ciberespacio. Y hoy, como ayer, se sigue creyendo en la panacea universal del desarrollo para resolver no sólo los problemas económicos sino también los conflictos sociales y ambientales. (p. 118)

— J. M. Naredo – Raí­ces económicas del deterioro ecológico y social: más allá de los dogmas (2007) (p. 118)