Arxiu mensual: agost de 2008

De una vez por todas quiero señalar aquí­ que por economí­a polí­tica clásica entiendo aquella economí­a que, desde los tiempos de W.Petty ha investigado la relaciones reales de producción en la sociedad burguesa, en oposición a la economí­a vulgar, que trata sólo con las apariendias, rumiando sin cesar sobre materiales proporcionados de antiguo por la economí­a cientí­fica, donde busca explicaciones plausibles para los fenómenos más obstrusos, para el uso cotidiano de la burguesí­a. Pero, por el resto, se limita a sí­ misma a sistematizar de forma pedante y a proclamar como verdades eternas, ideas triviales que mantiene la autocomplaciente burguesí­a en relación a su propio mundo, que es para ellos el mejor de todos los mundos posibles.

K. Marx – El capital, Vol. 1, p.81.

Espoleada por la necesidad de dar cada vez mayor salida a sus productos, la burguesí­a recorre el mundo entero. Necesita anidar en todas partes, establecerse en todas partes, crear ví­nculos en todas partes. Mediante la explotación del mercado mundial, la burguesí­a ha dado un carácter cosmopolita a la producción y al consumo de todos los paí­ses. Con gran sentimiento de los reaccionarios, ha quitado a la industria su base nacional. Las antiguas industrias nacionales han sido destruidas y están destruyéndose continuamente. Son suplantadas por nuevas industrias, cuya introducción se convierte en cuestión vital para todas las naciones civilizadas, por industrias que ya no emplean materias primas nacionales, sino materias primas venidas de las más lejanas regiones del mundo, y cuyos productos no sólo se consumen en el propio paí­s, sino en todas las partes del globo. En lugar de las antiguas necesidades, satisfechas con productos nacionales, surgen necesidades nuevas que reclaman para su satisfacción productos de los paí­ses más apartados y de los climas más diversos. En lugar del antiguo aislamiento y la autarquí­a de las regiones y naciones, se estabelce un intercambio universal, una interdependencia universal de las naciones. Y esto se refiere tanto a la producción material, como a la intelectual. La producción intelectual de una nación se convierte en patrimonio común de todas. La estrechez y el exclusivismo nacionales resultan dí­a a dí­a más imposibles; de las numerosas literaturas nacionales y locales se forma una literatura universal.

Traducció al castellà per Fundación de Estudios Socialistas Federico Engels. 1996, Madrid, p. 42-43

Karl Marx i F. EngelsEl Manifiest Comunista

La comprensión de nuestro discurrir económico exige tener en cuenta una de sus reglas fundamentales:
se permite a los hombres que ocupan posiciones elevadas adaptar, por una virtud especial, su razonamiento a la respuesta que ellos necesitan. Sólo se exige lógica a los que están situados en estratos inferiores.

— J. K. Galbraith

Una vez más el peligro está en el futuro. El presente es todaví­a soportable. Una vez más, del presente se pueden sacar lecciones, que si son aprendidas, nos salvarán en el futuro.

— J. K. Galbraith – El capitalismo americano

Lectures estiuenques 2008: Cuadernos, escribir para informar, leer para actuar

Els quaderns que editen Baladre i Zambra en col·laboració amb altres col·lectius, i en alguns casos amb la participació de membres del Seminari Taifa, són quaderns breus, divulgatius, aptes per a tots els públics sobre temes no sempre fí cils d’entendre i d’explicar. Això els converteix en una lectura idònea per a l’estiu. Per a formar-se i aprendre i per aquells amb un nivell més alt per aprendre com divulgar i explicar-se millor.

Més informació i comandes:
zambra