Arxiu d'etiquetes: Amèrica Llatina

El Paà­s vs. Amèrica Llatina

Per enèssim cop, El Paí­s deixa anar alguns judicis de valor completament gratuits sobre els lí­ders polí­tics de l'”esquerra” llatinoamericana. Avui, per partida doble…

(…)
Hoy quien manda es Statoil, la empresa pública noruega de hidrocarburos. A Severre Kojedal, su relaciones públicas, le chispean los ojos cuando habla de los proyectos en la zona. Statoil -cuyo nombre resume el lema de Evo Morales, petróleo estatal- recibió permiso del Parlamento para perforar el mar de Barents en 2002.
(…)
Reportaje “El cambio climático abre el írtico” pot RAFAEL MéNDEZ en el suplemento DOMINGO de El Paí­s del 11-06-2006

Un comentari completament inapropiat i fora de lloc ja que l’article no té cap mena de relació amb Bolivia.

(…)
Garcí­a, con un partido -Alianza Popular Revolucionaria Americana (Apra)- minoritario en el Congreso y un 47% del electorado que apoyó
en las urnas el programa del ex militar golpista Ollanta Humala -partidario de nacionalizar los recursos naturales, no permitir la llegada del petróleo o gas peruano a Chile y estrechar lazos con Venezuela-, es consciente de que tampoco se puede permitir ampararse bajo la bandera del neoliberalismo y ha optado renegociar al menos parcialmente su alianza con Washington.
(…)
Perú vota por abrir sus mercados” por JORGE MARIRRODRIGA el en suplemento NEGOCIOS – Economí­a de El Paí­s del 11-06-2006

Es presenta al cadidat derrotat Ollanta Humala com a militar ex-colpista i s’acompanya amb una interprestació maniquea i tergiversada de les seves propostes electorals per tal de desprestigiar-les.

Algun dia explicarí  El Paí­s el perquè de la seva hostitlitat cap a alguns lí­ders polí­tics llatinoamericans?

Elecciones en Colombia 2006 (o como una vez más gana la abstención)


En el dí­a de ayer, ílvaro Uribe Vélez fue reelegido presidente de Colombia con más del 60% de los votos.
Las de ayer han sido calificadas por muchos de elecciones históricas ya que por primera vez el presidente en ejercicio podí­a presentarse a la reelección. También porque Uribe consiguió más de 7 millones de votos, el mejor resultado en unas presidenciales en los últimos 80 años (con excepción del Frente Nacional o cuando se trató de candidatos únicos). Historicas, quizás también, por ser una jornada electoral (y una campaña electoral en general) sin incidentes graves.
También la izquierda está de celebración. A pesar de la derrota, consiguieron los mejores resultados de su historia y se sitúan como segunda fuerza polí­tica superando a los liberales de Horacio Serpa. Se dice que rompen (definitivamente?) el bipartidismo tradicional entre liberales y conservadores para situar la polí­tica colombiana en el eje Izquierda-Derecha. Aunque para eso hará falta ver que pasa con el “Uribismo” después Uribe y con las siempre frágiles coaliciones de izquierdas (Polo Democrático Alternativo).

Sin embargo, nadie hoy habla de la gran ganadora de las elecciones y ésta es sin duda alguna la abstención.

Población de Colombia1: 41.242.948 personas
Población con derecho a voto2: 38.000.000 ciudadanos
Total de votantes habilitados3: 26.731.700
Total de votos: 12,058,788 votos
Votos conseguidos por ílvaro Uribe Vélez: 7,363,421 votos
% de abstención: 55%
% de abstención respecto a la población con derecho a voto: 68,3%
% de votos conseguidos por Uribe sobre los votos emitidos válidos: 62,20%
% de votos conseguidos por Uribe sobre el total de votantes habilitados: 28%
% de votos conseguidos por Uribe sobre la población con derecho a voto: 19,4%

Hace pocos dí­as la Unión Europea exigí­a a Montenegro una participación superior al 50% para considerar legí­tima la votación en su referéndum por la independencia (e incluso así­ hay quien todaví­a discute la legitimidad del resultado). Hoy, una semana más tarde, todo el mundo se felicita con una participación del 30% de la población con derecho a voto (incluso menor que hace 4 años!). Puede que Uribe haya aumentado su apoyo popular, pero no ha sabido aumentar el interés por la polí­tica colombiana. Casi 12 millones de colombianos viven de espaldas a la polí­tica en un momento histórico en el que la población de América Latina se encuentra vive la polí­tica con especial efervescéncia. Esto no puede ser para felicitarse. Poco después de darse a conocer los resultados Uribe decí­a ante sus fieles: “No somos siete millones trescientos mil. Somos 42 millones de colombianos”. Esperemos que en los próximos cuatro años Uribe piense, por lo menos un poco, en los otros 35 millones de colombianos.

Más información:
Wikipedia (ES) – Elecciones presidenciales de Colombia (2006)
Wikinews (ES) – Uribe es reelegido presidente de Colombia
Registradurí­a Nacional del Estado Civil de la República de Colombia



Ahir, ílvaro Uribe Vélez fo reelegit president de Colombia amb més del 60% dels vots.

Les d’ahir han estat qualificades per molts d’eleccions històriques ja que per primera vegada el president en exercicis podia presentar-se a la reelecció. També perquè Uribe ha aconseguit més de 7 milions de vots, el millor resultat en unes presidencials en els últims 80 anys (exceptuant els resultats del Frente Nacional o en els casos de candidats únics). Històriques, potser també, per ser una jornada electoral (i en general una campanya) sense incidents greus.

També l’esquerra estí  de celebració. Malgrat la derreota, han aconseguit els millors resultats de la seva història i es situen com a segona força polí­tica superant els liberals d’Horacio Serpa. Es parla ja que Colombia ha aconseguit trencar (definitivament?) el bipartidisme tradicional entre liberals i conservadors per situar l’escenari polí­tica colombií  en l’eix Esquerra-Dreta. Encara que, per això, faltarí  veure que passa amb l'”Uribisme” després d’Uribe i amb les sempre frí gils coalicions d’esquerres (Polo Democrático Alternativo).

No obstant, avui ningú parla de la gran guanyadora d’aquestes eleccions i aquesta és sense cap mena de dubte l’abstenció.

Població de Colombia4: 41.242.948 persones
Població amb dret a vot5: 38.000.000 persones
Total de votants habilitats6: 26.731.700 votants
Total de vots: 12,058,788 vots
Vots aconsseguits per ílvaro Uribe Vélez: 7,363,421 vots
% de abstenció: 55%
% de abstención respecto a la población con derecho a voto: 68,3%
% de vots aconsseguits per Uribe sobre el total de vots emesos ví lids: 62,20%
% de vots aconsseguits por Uribe sobre el total de votants habilitats: 28%
% de vots aconsseguits por Uribe sobre el total de població amb dret a vot: 19,4%

Fa pocs dies la Unió Europea exigia a Montenegro una participació superior al 50% per a considerar legí­tima la votació en el referèndum per la seva independència (i encara avui hi ha qui en qüestiona la legitimitat del resultat). Avui, una setmana després, tothom es felicita per una participació del 30% dels colombians amb dreta vot (fins i tot menys que fa cuatre anys!). Potser Uribe ha augmentat el seu suport popular, però el que és innegable és que no ha sabut auggmentar l’interès per la polí­tica colombiana. Prop de 12 milions de colombians viuen d’espatlles a la poí­tica en un moment històric en el qual la població d’Amèrica Llatina viu la polí­tica amb especial efervescència. I això no pot ser pas per felicitar-se. Poc després de donar-se a conèixer els resultats, Uribe deia davant dels seus fidels: “No somos siete millones trescientos mil. Somos 42 millones de colombianos”. Esperem que en els propers cuatre anys Uribe pensi també, almenys una mica, en els altres 35 milions de colombians.

Més informació:
Wikipedia (ES) – Elecciones presidenciales de Colombia (2006)
Wikinews (ES) – Uribe es reelegido presidente de Colombia
Registradurí­a Nacional del Estado Civil de la República de Colombia

  1. censo 2005 []
  2. estimados a falta de la publicación definitiva de los datos del censo 2005 []
  3. para votar en Colombia es requisito primero inscribirse como votante []
  4. avanç cens 2005 []
  5. estimats a falta de la publicació de les dades definitives del cens 2005 []
  6. per a poder votar a Colombia és requisit indispensable primer inscriure’s com a votant []

Stiglitz dona suport al govern bolivià 

Stiglitz, premi Nobel d’economia l’any 2003 i ex-assessor del Banc Mundial i de l’administració Clinton als EEUU, en una recent visita a La Paz ha expressat el seu suport al procés de “nacionalització” dels recursos hidrocarburí­fers. Stiglitz argumenta que els procesos de privatització no es van produir d’acord amb la legalitat i que per tant sols és legitim que Bolivia recuperi el seu patrimoni robat sinó que, en cas que hi haguéssin d’haver “compensacions econòmiques”, aquestes haurien de ser per al poble bolivií  i no a les empreses transnacionals afectades.

Stiglitz, però, ha anat més enllí  i ha criticat durament els TLC (Tractats de Lliure Comerç) bilaterals que els Estats Units estan negociant amb diversos països de la regió argumentant el frací s de les polí­tiques neoliberals imposades en el passat a la regió (el famós Consens de Washington) i la necessitat de buscar noves vies per al desenvolupament econòmic de la regió.

Curiosament, cap dels mitjans de comunicació espanyols que en les últimes setmanes han demostrat un enorme interès en tot el que succeïa a Bolivia es fa ressò d’aquesta notí­cia.

(…)
‘esos tratados no son justos para los paí­ses en ví­as de desarrollo’, porque son una imposición antes que el resultado de una negociación.
(…)
Estados Unidos ‘dice lo que tenemos que hacer y hay que aceptar’,
(…)
Con su opinión, dio la razón al mandatario boliviano, que decidió no entablar conversaciones con Estados Unidos para firmar un TLC y criticó los acordados por sus colegas de Colombia, Alvaro Uribe, y Perú, Alejandro Toledo.
(…)
‘Estos tratados bilaterales tienen un costo muy elevado porque muchas veces la gente común no va a tener acceso a medicamentos que, por ejemplo, están sujetos a propiedad intelectual’, y morirán por no pagar su elevado precio.
(…)
Stiglitz puso de ejemplo los efectos del acuerdo comercial entre Estados Unidos, Canadá y México (NAFTA, por sus siglas en inglés) y afirmó que ‘el desnivel económico entre México y EEUU se hizo más grande después de la vigencia de ese tratado’.
(…)
De manera indirecta, sugirió a Bolivia mantener su postura contra el TLC, porque -dijo- ‘muchas veces es mejor no tener un tratado a tener uno mal concebido y mal realizado’.
(…)
‘Todos los fracasos que tuvo el FMI, como la crisis en Asia y en el asesoramiento a varias economí­as, han reflejado más bien un fracaso y nos ha conducido a pensar que estas polí­ticas que ha recomendado eran erróneas’.
(…)
Stiglitz advirtió de que la ausencia de crisis en el sistema capitalista en la última época no significa que no las vaya a haber en el futuro
(EFE 19-05-2006)

Anàlisi crí­tic dels 100 primers dies d’Evo Morales

Quan tothom titlla a Evo Morales d’un perillós lider d’ultraesquerra perillosament proper al comunisme soviètic, em trobo amb un article d’opinió a Bolpress signat pel Cedla i titulat Legitimando el orden neoliberal: 100 dí­as de gobierno de Evo Morales en el qual es fa un aní lisi molt crí­tic des del marxisme dels 100 primers dies de gestió.

La hipótesis central de este documento plantea que, sobre la base del respaldo y la adhesión de masas otorgados a su mandato, el gobierno de Evo Morales se orienta a legitimar nuevamente el neoliberalismo, a partir de la búsqueda –no exenta de conflictos y dificultades– de un nuevo “pacto social” con los empresarios exportadores nativos y los consorcios transnacionales.

Còpia local de l’article: Legitimando el orden neoliberal: 100 dí­as de gobierno de Evo Morales

Nacionalizaciones en Bolivia II (cuando el negocio de las pensiones entra en escena)

Segundo episodio del proceso de nacionalización de los recursos hidrocarburí­feros bolivianos.

Esta mañana todos los periódicos españoles llevaban la noticia que los grupos BBVA y Zurich deben entregar al gobierno de Bolivia “a tí­tulo gratuito” las acciones de las empresas petroleras que gestionan. A primera hora de la mañana el vicepresidente del gobierno y ministro de economí­a Pedro Solbes declaraba que la transferencia de dichas acciones sin compensación es inaceptable.

Solbes deberí­a ocuparse un poco más de su trabajo (hoy hemos conocido que el déficit por cuenta corriente ha aumentado un 26,6% en los dos primeros meses del año) en vez de preocuparse de los intereses de una empresa privada de un paí­s que no es el suyo. Curiosamente el alarmismo de Solbes y de la prensa española en general contrasta con la serenidad de las declaraciones de los dirigentes del BBVA1, seguro mucho más informados de las implicaciones del decreto conocido anoche.

Ayer, a través del Decreto Supremo 28711, decreto complementario al artí­culo 6 del Decreto 28701 dictado el 1 de mayo, se exigió a AFP Previsión y Futuro Bolivia, las dos Administradoras de Fondos de Pensiones que operan en el paí­s, filiales bolivianas de los grupos financieros europeos BBVA y Zurich Financial Services respectivamente la entrega al gobierno de Bolivia de las acciones de las empresas petroleras Andina, Chaco y Transredes que integran parte de los fondos de pensiones que dichas instituciones gestionan. La operación se realizará sin que el Estado pague ningún tipo de contrapartida (“a tí­tulo gratuito”) y será, desde entonces, el encargado de su gestión. Si hacemos una lectura atenta y no nos dejamos llevar por lo que podrí­a parecer una violación del sacrosanto derecho a la propiedad, veremos que las acciones que se reclaman no son propiedad de dichos grupos financieros sino que pertenecen al FCC, fondo creado durante el proceso de “capitalización”2 y que pertenece a todos los bolivianos mayores de 21 años en 1995. Dicho fondo es gestionado privadamente por las Administradoras de Fondos de Pensiones. A cambio, y gracias a los beneficios de su gestión, se paga un dividendo vitalicio a todos los bolivianos a partir de los 65 años3. Por lo tanto el decreto de ayer tan solo recupera para el estado boliviano la gestión (por el momento parcial) del Fondo de Capitalización Colectiva por lo cual no se puede calificar esta acción de expropiación porque las acciones cambian de gestor pero no de dueño.
Continua la lectura de Nacionalizaciones en Bolivia II (cuando el negocio de las pensiones entra en escena)

  1. El Periodico de Catalunya: El BBVA treu importí ncia al decret d’expropiació de Bolí­via i diu que l’estudiarí  []
  2. Nombre con el que se conoce al proceso privatizador boliviano []
  3. La esperanza de vida en Bolivia es de 64 años. Fuente: Unicef []

Les dues cares d’ENDESA

Apaga y vamonos

Fa poca estona, ENDESA ha anunciat que el primer trimestre del 2006 ha obtingut uns beneficis de 1.025 milions d’euros (un 87,9% més que el primer trimestre de l’any anterior). D’aquests, 195 milions corresponen a les seves filials llationamericanes que registren un augment de beneficis del 170,8% respecte el primer trismestre del 2005.

Aquest anunci coincideix amb l’exhibició a Espanya del documental del catalí  Manel Mayol Apaga y Vámonos que narra els abusos soferts pels pobles Maputxe i Pehuentxe per part de la multinacional espanyola en el procés de construcció de la central hidroelèctrica de Ralco a l’alt Bio-Bio (Xile).

Recomanaria a tots els accionistes d’ENDESA que deuen estar tant contents que vagin a veure el documental i que després reflexionin sobre l’origen d’aquests beneficis.

NOTA: Actualment el documental es pot veure a Barcelona als cinemes Casablanca i a Madrid al Pequeño Cine Estudio.

Fitxa tècnica

Tí­tol: APAGA Y VAMONOS
Gènere: Documental
Format: 35MM. DOLBY STEREO
Durada: 87min.
Idioma: Castellí 
Paí­s de producció: Espanya i Xile
Any: 2005
Productora: Andoliado Producciones
Director/Guionista: Manel Mayol.
Productor executiu: Esteban Bernatas.
Guió: Clément Darrasse y Manel Mayol.
Fotografia: Sergio Armstrong.
Música: Delfí­ Ramí­rez.
Assessor en territori Maputxe: Pedro Cayuqueo.
Música Adicional:
“Rio Abajo” from Fiskales Ad-Hoc (BMG).
“El imperio contraataca” from Los Nikis (Warner-Chappell).
WWW: Apaga y Vámonos

Nacionalizaciones en Bolivia


Estas son algunos comentarios a un articulo de mi buen amigo Juanjo sobre el “proceso de nacionalización” de los recursos hidrocarburí­feros en Bolivia.
Podeis ver el artí­culo original Nacionalizaciones en su blog (Juanjo’s blog).

El Estado ha demostrado ser habitualmente incapaz de llevar a cabo una gestión óptima cuando se encuentra con disponibilidad amplia de recursos, más si cabe cuando existen dudas (justificadas o no) sobre la capacidad técnica de los especialistas estatales.

Tendrí­amos que discutir que entendemos por “gestión óptima”, concepto que obviamente difiere entre una empresa priva y una empresa orientada al beneficio público, pero donde no hay lugar a dudas es en la capacidad del estado de formar a técnicos competentes. Prueba de ello es que casi todas las compañí­as que se dedican a la extracción de gas y/o petroleo son antiguas empresas estatales posteriormente privatizadas. Fue el sector público (español en el caso de Repsol, británico en el caso de BP, etc…) quien tuvo que desarrollar la técnica que hiciera posible la extracción así­ como la formación del personal cualificado.

Tampoco se puede saber si sufrirá la habitual superinflación que suelen contraer los gobiernos que limitan la intervención privada,

No hay ninguna relación directa entre la intervención estatal y la inflación. Aunque aumentar el gasto público (que presupongo que es lo que desea hacer Morales con los ingresos derivados de la “nacionalización”) puede llevar a un aumento de la inflación (al comportar un aumento de la demanda agregada) esto no tiene porque traducirse en hiperinflación. Solo tenemos que recordar que España es el paí­s de la UE con mayor inflación y eso no es precisamente debido al elevado nivel de intervención estatal sino a que es el paí­s europeo que más crece y el crecimiento conlleva inflación.

Aunque supongo que a lo que tu te quieres referir es a los efectos del “mal holandés”.
Si es así­, el hecho que el recurso natural en cuestión (en este caso gas y petroleo) este gestionado por una empresa pública o privada no tiene importancia. Lo importante es como se gestiona la entrada de dinero en el paí­s.

Morales debe buscar el equilibrio en su polí­tica económica,

De nuevo deberí­amos preguntarnos por la definición de equilibrio. Es equilibrado que Repsol obtenga beneficios récord mientras el pueblo boliviano esta sumido en la pobreza? En mi humilde opinión creo que no.
Por otro lado no deja de ser curioso la cantidad de gente que considera a Evo Morales un peligroso “izquierdista”sin que hasta el momento hay hecho nada más allá del seseo de mejorar las condiciones de vida de los bolivianos. Esto me lleva a pensar quizás que el rechazo que provoca Morales en España se debe más a las formas que al contenido. Durante siglos, la clase polí­tica de América Latina habí­a intentado actuar de una forma “occidentalizada”. En los últimos años, por otro lado, estamos viendo en América Latina el nacimiento de una forma autóctona de hacer polí­tica con unas formas que desde una perspectiva “occidental” pueden parecer groseras y populistas pero que cobran sentido en el contexto en que se enmarcan. Y en este sentido es innegable que el nivel de movilización y concienciación polí­tica en Bolivia no tiene precedentes en una sociedad que viví­a al margen de la polí­tica y deberí­amos alegrarnos de ello en vez de dejarnos llevar por nuestros prejuicios sobre como debe ser la polí­tica y nuestro miedo a lo desconocido.

tampoco se puede saber qué van a hacer las naciones que saltarán tras las empresas desposeí­das de sus millonarias inversiones

Es curioso que la misma gente que critica el intervencionismo estatal en Bolivia encuentra “normal” que otros gobiernos intervengan para proteger los intereses de inversores privados. Resulta irónico que después del esperpéntico circo que protagonizaron tanto gobierno como oposición en el caso de la OPA “hostil” de Gas Natural a Endesa se atrevan a dar lecciones a Bolivia de como gestionar su mercado energético.

Tras estos estos 4 comentarios, que Juanjo sabe que no van dirigidos a él si no que son opiniones ámpliamente generalizadas, recomendarí­a a quien quiera que le echara un vistazo al famoso decreto de nacionalizaciones y no se dejara “intoxicar” por las noticias que sirven los medios de comunicación españoles. (No deja de ser curioso que aquí­ en Noruega donde todos los temas relacionados con el petroleo tienen, por razones obvias mucha repercusión, la “nacionalización” boliviana esta pasando casi desapercibida).

No quiero hablar de conspiraciones pero no deberí­a pasar inadvertido a nadie la estrecha relación entre grandes empresas españolas con intereses en América Latina (léase Repsol, Telefónica, Gas Natural…) y los medios de comunicación ya sea con participaciones cruzadas en los grandes grupos mediáticos (algunos de los cuales con intereses propios en la región) o mediante el poder que supone el enorme gasto publicitario de dichas compañí­as.

El Decreto Supremo 28701 es un texto complejo, confuso e incluso presenta algunos artí­culos contradictorios, pero lo que queda muy claro es que no es para alarmarse y que no va a llevar a la ruina a las empresas petroleras y gasistas. Técnicamente los recursos naturales son propiedad del paí­s en el que se encuentran y no de la compañí­a que los explota en régimen de concesión por lo que en este sentido no existe tal nacionalización. En este sentido el tí­tulo del decreto le hace un flaco favor al texto pero debe entenderse en el sentido que en esta nueva renovación de contratos el estado boliviano va a ejercer el poder de negociación que le otorga la propiedad de los recursos y no va a regalar sus recursos naturales al precio que dicten las compañí­as petroleras y gasistas.

Por otro lado el decreto no expropia las instalaciones ni la maquinaria de las empresas que operan en Bolivia. Si bien habla que que tendrán que ser participadas por la empresa pública YPFB no se especifica como se va a llevar a cabo esta participación. El art. 7 num. II prescribe que “se nacionalizan las acciones necesarias para que YPFB controle como mí­nimo el 50% más 1 en las empresas Chaco S.A., Andina S.A., Transredes S.A., Petrobrás Bolivia Refinación S.A. y Compañí­a Logí­stica de Hidrocarburos de Bolivia S.A” . A simple vista podrí­a parecer que YPFB pasarí­a a ser propietaria de dichas empresas pero el texto habla de control y no de propiedad que son cosas distintas.

Se ha dicho que el gobierno boliviano pasará a apropiarse del petroleo y gas producido. Eso no es cierto, aunque se obligará a las empresas extractoras a venderlo en exclusiva a la empresa estatal YPFB a precios regulados (suficientes para cubrir los costes de extracción y amortización de las inversiones). Esta medida, que a muchos les parecerá abusiva y monopolista tiene la intención de controlar la venta “no declarada” de petroleo y gas. Recordemos que hace un mes aproximadamente se abrió una investigación a la filial boliviana de Repsol/YPF por un presunto delito arancelario, es decir, exportar más crudo del que se declaraba. Dado que los impuestos se pagan en función del valor declarado esto equivaldrí­a a “un presunto” (la investigación todaví­a no ha terminado) delito de evasión de impuestos. Dado que la mayor parte de las ventas de hidrocarburos se realizan entre empresas del mismo grupo (ex: Repsol Bolivia a Repsol Argentina) es muy difí­cil controlar estas transacciones fraudulentas. Es en este contexto que debe leerse esta medida adoptada por el gobierno boliviano.

Además el decreto 28701 no prohí­be que las empresas extranjeras puedan seguir explotando los recursos petroleros sino que mantiene la posibilidad que sigan realizando todas las etapas de la cadena productiva.

En el caso boliviano además tenemos que tener en cuenta que la mayor parte de las acciones de las empresas que se pretende “nacionalizar” (Chaco S.A., Andina S.A., Transredes S.A., Petrobrás Bolivia Refinación S.A. y Compañí­a Logí­stica de Hidrocarburos de Bolivia S.A) ya pertenecen al Fondo de Capitalización Colectiva (FCC), una especie de fondo que pertenece a todos los Bolivianos y que se creo en momento de la privatización de muchas empresas públicas con lo que tampoco se perjudica a los actuales propietarios de dichas acciones al garantizarse el pago de BONOSOL (el pago anual que realiza el FCC).

Vemos por tanto que no se trata de una expropiación y nacionalización de bienes de las empresas extranjeras como transmiten los medios de comunicación si no más bien de una renegociación de los contratos que rigen las concesiones para explotar el petroleo y gas bolivianos. Una renegociación en la cual el estado boliviano reclama una mayor parte de los ingresos derivados de la explotación de sus recursos hidrocarburí­feros. Cabe recordar que las empresas petrolí­feras que operan en Bolivia presentan los costos unitarios de producción y de exploración de hidrocarburos (entre estos costes se incluyen los impuestos) más bajos entre 200 empresas analizadas a nivel mundial (Global Upstream Performance Review 2003) por lo que parece justo y razonable que los bolivianos quieran aumentar los beneficios que obtienen de la explotación de sus recursos naturales no renovables.

Más información:

Decreto Supremo N 28701 (PDF)
El decreto confisca acciones del Fondo de Capitalización (larazon.com)
Petroleros y bolivianos (Juan Torres López)
Lo que ganan las transnacionales petroleras en Bolivia (rebelion.org)
Análisis crí­tico del decreto de nacionalización de hidrocarburos (rebelion.org)

Las venas abiertas de América Latina

Títol: Las venas abiertas de América Latina

Idioma: Castellí 

Títol original: Las venas abiertas de América Latina

Autor: Eduardo Galeano

Any: 1978

Categoria: Història

Editorial: Siglo XXI Editores

Preu: 16 EUR.

Pàgines: 384

ISBN: 84-323-1145-6

Valoració: 5 out of 5

La división internacional del trabajo consiste en que unos paí­ses se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta. Pasaron los siglos y América Latina perfeccionó sus funciones…

Així­ comença aquest relat d’Eduardo Galeano sobre la història d’Amèrica Llatina. Una història vinculada a la febre de l’or i de la plata, a les grans plantacions de cafè, sucre, cacao, cotó… Una història en la qual Amèrica Llatina sempre ha jugat el paper de proporcionar oportunitats per al capital extranger sense ser capaç de desenvolupar un sistema propi.

El llibre recull la història del subdesenvolupament d’Amèrica Llatina. Un subdesenvolupament fortament vinculat al desenvolupament d’altres països a través de la “acumulació per despossessió”. Primer foren els Espanyols i Portugesos que destrossaren les societats preexiastents i orientaren les colonies cap al benefici de les metròpolis. Més tard foren anglesos i portuguesos i ja al Segle XX foren substituïts per grans empreses nordamericanes (En els últims anys del S.XX. sembla que Espanya vulgui recuperar el terreny perdut a través d’empreses com Repsol, Endesa, BBVA…). Però al llarg dels segles el paper d’Amèrica Llatina ha canviat poc, de fet més aviat s’ha accentuat. Amèrica LLatina ha proporcionat al llarg dels segles materies primeres barates a canvi de cars productes manufacturats i ha subordinat tota la seva estructura productiva, comunicacions, transports… però també teixit social (fins i tot la “burgesia nacional” estí  subjecta i orientada al capitalisme internacional).

Galeano escriu aquest llibre a finals de 1970, en el moment en que Allende és elegit president a Chile i sembla que s’albira una època de canvis a Amèrica Llatina. és evident que moltes coses han passat des d’aleshores. De fet en l’epileg que escriu el 1978 ja afegeix alguns dels fets més rellevants dels anys 70. Això fa que hagi de ser llegit intentant situar-se en aquell moment històric.
Curiosament avui en dia la situació és molt similar i també es respiren a la regió aires de canvi (Bolí­via, Venezuela, Argentina, Brazil… han elegit governs d’esquerres en els últims anys). Fariem bé de no oblidar les lliçons apreses del passat perquè, sinó, de que ens serveix la història?

Tags: Economia, Història, Amèrica Llatina, Imperialisme

Los hijos del libro comercio

Títol: Los hijos del libre comercio: deslocalizaciones y precariedad

Idioma: Castellí 

Títol original: The Children of NAFTA: Labor Wars on the U.S./Mexico Border

Autor: David Bacon

Editor: University of California Press

Any: 2005

Categoria: Economia

Editorial: INTERVENCION CULTURAL (MONTESINOS, VIEJO TOPO, PAPELES FIM)

Preu: 22 EUR.

Pàgines: 312

ISBN: 84-96356-36-1

Valoració: 3 out of 5

El llibre mostra les conseqüències del TLCAN (o NAFTA en anglès), el tractat de lliure comerç entre els Estats Units, Mèxic i Canadí , per als treballadors de la frontera entre els Estats Units i Mèxic.

El llibre es centra en l’impacte que han tingut per als treballadors les promeses del tractat de lliure comerç que portaria llocs de treball i una millora de les condicions de vida a la part mexicana de la frontera.

David Bacon recull a través de testimonis personals les condicions laborals a les fí briques de la frontera i les situacions de dures represalies a les que es veuen sotmesos els moviments socials i sindicals al sud de la frontera. Així­, en el llibre es mostra el rostre més cru de la globalització de la producció i de la deslocalització cercant uns costos laborals més baixos, que recorden més aviat els temps de l’esclavatge, uns menors drets laborals i evitar fins i tot en alguns casos legislacions ambientals i sanitaries.

Però no només a la banda mexicana es pateixen les conseqüencies. Al costat nordamericí  les amenaces de deslocalització serveixen per a disciplinar l’acció sindical i per a retallar els drets i les condicions de vida de la classe treballadora.

David Bacon mostra amb gran claretat com davant del lliure comerç i la deslocalització els treballadors d’ambdós costats de la frontera en surten clarament perjudicats i com l’única beneficiada de tot aquest procés és la classe empresarial que pot fer retrocedir bona part dels guanys del moviemnt obrer als països centrals.

Tags: Deslocalització, precarietat, lliure comerç, Amèrica llatina

12 de octubre, el “descubrimiento” de América y la historia oficial…

Encara ja fa uns dies del 12 d’octubre, dia de la “hispanitat”, no he pogut resistir la temptació de penjar aquest escrit d’Eduardo Galeano a Rebelion que és senzillament genial.

12 de octubre, el “descubrimiento” de América y la historia oficial…
Caras y caretas

Eduardo Galeano

¿Cristóbal Colón descubrió América en 1492? ¿O antes que él la descubrieron los vikingos? ¿Y antes que los vikingos? Los que allí­ viví­an, ¿no existí­an?

Cuenta la historia oficial que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio, desde una cumbre de Panamá, los dos océanos. Los que allí­ viví­an, ¿eran ciegos?

¿Quiénes pusieron sus primeros nombres al maí­z y a la papa y al tomate y al chocolate y a las montañas y a los rí­os de América? ¿Hernán Cortés, Francisco Pizarro? Los que allí­ viví­an, ¿eran mudos?

Nos han dicho, y nos siguen diciendo, que los peregrinos del Mayflower fueron a poblar América. ¿América estaba vací­a?

Como Colón no entendí­a lo que decí­an, creyó que no sabí­an hablar.

Como andaban desnudos, eran mansos y daban todo a cambio de nada, creyó que no eran gentes de razón.

Y como estaba seguro de haber entrado al Oriente por la puerta de atrás, creyó que eran indios de la India.

Después, durante su segundo viaje, el almirante dictó un acta estableciendo que Cuba era parte del Asia.

El documento del 14 de junio de 1494 dejó constancia de que los tripulantes de sus tres naves lo reconocí­an así­; y a quien dijera lo contrario se le darí­an cien azotes, se le cobrarí­a una pena de diez mil maravedí­es y se le cortarí­a la lengua.

El notario, Hernán Pérez de Luna, dio fe.

Y al pie firmaron los marinos que sabí­an firmar.

Los conquistadores exigí­an que América fuera lo que no era. No veí­an lo que veí­an, sino lo que querí­an ver: la fuente de la juventud, la ciudad del oro, el reino de las esmeraldas, el paí­s de la canela. Y retrataron a los americanos tal como antes habí­an imaginado a los paganos de Oriente.

Cristóbal Colón vio en las costas de Cuba sirenas con caras de hombre y plumas de gallo, y supo que no lejos de allí­ los hombres y las mujeres tení­an rabos.

En la Guayana, según sir Walter Raleigh, habí­a gente con los ojos en los hombros y la boca en el pecho.

En Venezuela, según fray Pedro Simón, habí­a indios de orejas tan grandes que las arrastraban por los suelos.

En el rí­o Amazonas, según Cristóbal de Acuña, los nativos tení­an los pies al revés, con los talones adelante y los dedos atrás, y según Pedro Martí­n de Anglerí­a las mujeres se mutilaban un seno para el mejor disparo de sus flechas.

Anglerí­a, que escribió la primera historia de América pero nunca estuvo allí­, afirmó también que en el Nuevo Mundo habí­a gente con rabos, como habí­a contado Colón, y sus rabos eran tan largos que sólo podí­an sentarse en asientos con agujeros.

El Código Negro prohibí­a la tortura de los esclavos en las colonias francesas. Pero no era por torturar, sino por educar, que los amos azotaban a sus negros y cuando huí­an les cortaban los tendones.

Eran conmovedoras las leyes de Indias, que protegí­an a los indios en las colonias españolas. Pero más conmovedoras eran la picota y la horca clavadas en el centro de cada Plaza Mayor.

Muy convincente resultaba la lectura del Requerimiento, que en ví­speras del asalto a cada aldea explicaba a los indios que Dios habí­a venido al mundo y que habí­a dejado en su lugar a San Pedro y que San Pedro tení­a por sucesor al Santo Padre y que el Santo Padre habí­a hecho merced a la reina de Castilla de toda esta tierra y que por eso debí­an irse de aquí­ o pagar tributo en oro y que en caso de negativa o demora se les harí­a la guerra y ellos serí­an convertidos en esclavos y también sus mujeres y sus hijos. Pero este Requerimiento de obediencia se leí­a en el monte, en plena noche, en lengua castellana y sin intérprete, en presencia del notario y de ningún indio, porque los indios dormí­an, a algunas leguas de distancia, y no tení­an la menor idea de lo que se les vení­a encima.

Hasta no hace mucho, el 12 de octubre era el Dí­a de la Raza.

Pero, ¿acaso existe semejante cosa? ¿Qué es la raza, además de una mentira útil para exprimir y exterminar al prójimo?

En el año 1942, cuando Estados Unidos entró en la guerra mundial, la Cruz Roja de ese paí­s decidió que la sangre negra no serí­a admitida en sus bancos de plasma. Así­ se evitaba que la mezcla de razas, prohibida en la cama, se hiciera por inyección.
¿Alguien ha visto, alguna vez, sangre negra?

Después, el Dí­a de la Raza pasó a ser el Dí­a del Encuentro.

¿Son encuentros las invasiones coloniales? ¿Las de ayer, y las de hoy, encuentros? ¿No habrí­a que llamarlas, más bien, violaciones?

Quizás el episodio más revelador de la historia de América ocurrió en el año 1563, en Chile. El fortí­n de Arauco estaba sitiado por los indios, sin agua ni comida, pero el capitán Lorenzo Bernal se negó a rendirse. Desde la empalizada, gritó:
—¡Nosotros seremos cada vez más!

—¿Con qué mujeres? –preguntó el jefe indio.

—Con las vuestras. Nosotros les haremos hijos que serán vuestros amos.

Los invasores llamaron caní­bales a los antiguos americanos, pero más caní­bal era el Cerro Rico de Potosí­, cuyas bocas comí­an carne de indios para alimentar el desarrollo capitalista de Europa.

Y los llamaron idólatras, porque creí­an que la naturaleza es sagrada y que somos hermanos de todo lo que tiene piernas, patas, alas o raí­ces.

Y los llamaron salvajes. En eso, al menos, no se equivocaron. Tan brutos eran los indios que ignoraban que debí­an exigir visa, certificado de buena conducta y permiso de trabajo a Colón, Cabral, Cortés, Alvarado, Pizarro y los peregrinos del Mayflower.

Article original (Rebelion): 12 de octubre, el “descubrimiento” de América y la historia oficial…