la multiplicación de profesionales trabajando sobre los males que aquejan a la sociedad, no tiene por qué traducirse en la solución o mejora efectiva de los mismos.

Adreski – Las ciencias sociales: la brujerí­a de los tiempos modernos (1975)